Síguenos:

facebook twitter googleplus

registro de nersletter


alergia alimentaria
0

La intolerancia alimentaria

La mala digestión: causas y remedios

Existen intolerancias alimentarias que son más comunes y leves que la enfermedad celíaca. La intolerancia alimentaria puede estar causada por muchos motivos, pero es tratable. En este artículo hablaremos de la función del sistema inmunológico en alergias alimentarias. Y te ayudamos a elaborar una dieta de exclusión para mejorar tu organismo.

¿Qué es la intolerancia alimentaria?

La intolerancia alimentaria es una reacción anormal por parte del sistema inmunológico. Se produce cuando una persona ingiere un alimento y su organismo no produce anticuerpos suficientes para combatir ese alimento.
Las intolerancias alimentarias son mucho más comunes que las alergias alimentarias. Pero a diferencia de ellas, los síntomas aparecen más lentamente y es más difícil detectar qué alimentos las causan. Una persona intolerante a cierto alimento puede tardar horas, o incluso un día entero en digerir la comida. Las alergias, por otra parte, producen una reacción instantánea.
Las personas alérgicas no admiten ni siquiera una pequeña cantidad del alimento. Su sistema inmunológico actúa rápidamente, por eso es más fácil diagnosticar la causa que lo produce. Mientras que algunas personas con intolerancia alimentaria pueden tomar cantidades razonables de esa comida. Aunque no es recomendable abusar de esos alimentos.

¿Cómo reconocer la intolerancia alimentaria?

La persona debe fijarse en el tipo de síntomas que padece, y cómo y cuándo aparecen éstos. Es importante acudir a un dietista o a un médico, que pueda diagnosticar la causa. Ayuda mucho elaborar un diario detallado de las comidas, para descartar alimentos. Una herramienta muy usada por los expertos es la “dieta de exclusión”, o dieta de diagnóstico.
Los síntomas varían dependiendo de la persona, pueden ir desde fatiga hasta sudores nocturnos. Un elemento muy identificativo es la formación de ojeras pronunciadas.
Dolor articular, distensión abdominal, eczemas, erupciones cutáneas, y colon irritable, son otros de los síntomas. En el peor de los casos, la persona puede sufrir vómito y diarrea.
Si la persona es alérgica al alimento, los síntomas son más predecibles. En una intolerancia, los síntomas suelen ser múltiples, lo que hace más difícil realizar un diagnóstico.

Intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa se produce por la ausencia de lactasa, que es la enzima encargada de romper la lactosa. Al no existir esta molécula, la lactosa (azúcar de la leche), no se puede descomponer en azúcares más pequeños, y pasa al intestino compacta. Como la pared del intestino no puede digerirla, se producen espasmos intestinales, dolor, hinchazón, y diarrea. La alergia a la leche tiene un procedimiento similar a la intolerancia a la lactosa.

¿Cuáles son las causas de una mala digestión?

Debido a la complejidad de nuestro organismo, las causas que provocan una mala digestión pueden ser de todo tipo:

  • Irregularidad enzimática: las enzimas sirven para descomponer las sustancias naturales que contienen los alimentos. Si no hay suficientes enzimas o están inactivas, cuando la persona come ese alimento, se desencadena una reacción negativa porque las sustancias no están siendo asimiladas como deberían.
  • Uso de elementos químicos: algunos productos pueden estar fabricados con sustancias artificiales, que pueden afectar o no, dependiendo de la persona.
  •  Sustancias tóxicas: algunos alimentos como los frijoles o garbanzos, que están poco hechos, contienen aflatoxinas. Estas micotoxinas pueden provocar vómito y diarrea. Si se cocina completamente el alimento, se elimina la toxina.
  • Histamina: se encuentra en algunos alimentos de manera natural, o en determinados pescados que no son frescos o no se han almacenado bien. En algunas personas puede provocar dolor de estómago, erupciones cutáneas, diarreas y vómitos.
  • Salicilato: es un componente que puede causar intolerancia en algunas personas. Si se da el caso, es recomendable que la persona consulte a un experto y elabore una dieta que no combine muchos alimentos ricos en salicilato.
  • Uso de aditivos: se emplean en la industria alimentaria para colorar, conservar y transformar los alimentos. Pueden ser naturales o artificiales, y pueden causar hipersensibilidad en algunas personas.

¿En qué consiste la dieta de exclusión?

Existen multitud de dietas posibles. En concreto, esta dieta consiste en eliminar ciertos alimentos del régimen de comidas habitual, con el fin de identificar aquellos causantes de la intolerancia alimentaria. Los alimentos se excluyen durante un periodo de tiempo determinado para ver si los síntomas remiten. Suele ser de dos a seis semanas, dependiendo del grado de los síntomas. Es importante reemplazar los alimentos excluidos por otros con nutrientes similares.
La segunda fase consiste en reintroducir los alimentos en la dieta. Es vital que este procedimiento se cumpla al 100%, y que esté supervisado por un médico o un dietista.

Tolerancia a los alimentos

Desde Más que Salud te recomendamos que cuando se elimina un alimento reactivo durante un periodo de tiempo prolongado y después de reintroduce en pequeñas cantidades, el cuerpo genera tolerancia. Cada persona debe saber medir las cantidades y frecuencias aceptables para su organismo.

Tags: , , , , ,



Comments are closed.

SUBIR ↑