Síguenos:

facebook twitter googleplus

registro de nersletter


Published on abril 13th, 2016

Los mejores alimentos antiinflamatorios naturales

Todos siempre hemos tenido alguna dolencia y hemos pensando si existen alimentos antiinflamatorios naturales para poder solucionarlo antes de tomarnos algún medicamento. Estas dolencias se están convirtiendo en una verdadera epidemia. Esta explosión tiene su lógica: las inflamaciones son la respuesta de nuestro cuerpo a la presencia de elementos extraños, son una reacción natural de nuestro sistema inmunitario sin el cual nuestras heridas y males no se podrían sanar. En este sentido, dolencias inflamatorias ha habido siempre. Pero los elevados índices de estrés y nuestra adicción a alimentos procesados están pasando factura y un número cada vez mayor de personas padecen inflamaciones crónicas que interfieren en el equilibrio natural del cuerpo y abren la puerta a un sinfín de otras patologías, desde el acné a alergias de todo tipo pasando por problemas intestinales, desórdenes neurológicos, enfermedades auto-inmunes y dolores de las articulaciones.

Hay una serie de alimentos antiinflamatorios naturales que pueden ayudar a prevenir y/o aliviar las inflamaciones y que os mostramos a continuación. También, os mostramos el TOP TEN de los alimentos saludables de Academia Play mediante el contenido interactivo que veis en portada, para que lo complementéis con estos alimentos antiinflamatorios.

Aceite de Olivaalimentos-antiinflamatorios

El aceite de oliva es una fuente rica en poli-fenoles que nos aportan beneficios tanto antiinflamatorios como antioxidantes. El aceite más recomendable es desde luego el aceite de oliven virgen extra. Está compuesto en su mayor parte de ácido oleico, una grasa monoinsaturada de la que se sabe ya desde hace tiempo que beneficia al sistema circulatorio además de reducir el colesterol LDL (el “malo”) al tiempo que aumenta los niveles del colesterol HDL (el “bueno”) entre muchas propiedades positivas.

Hierbas y especias

Las hierbas y especias no solo añaden sabores y aromas a nuestras comidas si no que muchas hierbas y especias están repletas de nutrientes beneficiosos. Algunas pueden reemplazar al azúcar o la sal – ambos responsables de muchos tipos de inflamación cuando se consumen en exceso. Algunas de las especias y hierbas más relevantes en la materia que nos ocupa: la canela, que reduce los gases e hinchazones estomacales y tiene propiedades anticancerígenas; la cúrcuma, con propiedades antiinflamatorias y anticancerígenas ya probadas; el orégano, que tiene propiedades antibióticas o el tomillo y el espliego, de los que se sabe que reducen la ansiedad y ciertos dolores leves.

Ajo y cebolla

Los ajos y las cebollas, junto con los puerros, el espárrago o las alcachofas pertenecen a la familia de los fruto-oligosacáridos de cadena corta, alimentos que son una excelente fuente de carbohidratos bajos en calorías. Dado que estos vegetales no se digieren por entero en el tracto digestivo, la masa no digerida sirve para alimentar a la flora bacteriana beneficiosa que habita en nuestros intestinos, todo lo cual tiene como resultado un sistema digestivo más sano lo cual, a su vez, repercute en el sistema inmunológico y finalmente, en una reducción de las inflamaciones que padecemos.

Chocolate negro

El chocolate negro  (con un mínimo del 70% de cacao) es seguramente el único postre que podemos tomar libres de remordimientos. Diversos estudios han demostrado que mejora la circulación sanguínea y reduce la tensión arterial. También ayuda al cuerpo  hacer frente  a una comida con un alto contenido en carbohidratos al mejorar los niveles de insulina. Por eso puede ayudar a prevenir la aparición de diabetes si se consumen regularmente en cantidades moderadas.

Aguacatesalimentos-antiinflamatorios-aguacate

Los aguacates son otro de los alimentos antiinflamatorios gracias a sus nutrientes “estrella”: las grasas mono- y poli-insaturadas, sus fito-esteroles, su ácido alfa-linoleico y los carotenoides. Muchas investigaciones realizadas ya demuestran que los aguacates reducen las inflamaciones así como los niveles de azúcar y colesterol en la sangre y reducen los dolores asociados a la osteoartritis y la artritis reumatoide. Son también un buen sustituto de otros aceites en la cocina. Por ejemplo, se puede usar crema de aguacate en vez de mantequilla o margarina.

Verduras crucíferas

Entre las crucíferas se encuentran el broccoli, las coles de Bruselas, la col, la coliflor los grelos o incluso los berros. Estas verduras aportan muchos sulforafanos que reducen los procesos inflamatorios al apoyar los procesos de desintoxicación del hígado. Muchos estudios han encontrado también que unos componentes de estos vegetales, llamados glucoinolatos, que tienen fuertes propiedades anti-cancerígenas.

Cítricos

Da igual la forma en que te los tomes, los cítricos como las clementinas, las naranjas, pomelos, limones o limas son alimentos antiinflamatorios. Tienen un alto contenido en agua, por lo que siempre aportarán la hidratación y los electrolitos que todo cuerpo sediento necesita. Los flavonoides de los cítricos neutralizan los radicales libres, por lo que tienen potencial para prevenir el crecimiento de las células cancerígenas. Las propiedades antiinflamatorias de los cítricos se encuentran tanto en sus pieles como en su jugo y su carne.

Carne ecológica de ave, cerdo, cordero y ternera.

La carne de animales criados de forma ecológica, es decir, alimentados con hierbas o forrajes naturales, es mucho más sana y nutritiva además de más sabrosa. De hecho, la carne de pollos, corderos, cerdos y terneras criados de forma natural muestra un mayor contenido en ácidos grasos Omega -3 y menores niveles de ácidos Omega-6 (la que favorece las inflamaciones) que la de animales criados de forma industrial. Diversas investigaciones han demostrado que estos niveles de ácidos grasos omega se reflejan en los consumidores humanos.

Huevos

Muchos nutricionistas califican al huevo como como el “alimentos perfecto” debido a su alto contenido en proteínas, alimentos antiinflamatoriosvitaminas A y B y biotina. Los huevos ayudan a reducir las inflamaciones gracias  que contienen los potentes carotenoides zeaxantina y luteína (ambos muy buenos para la visión) así como la colina (beneficiosa para las funciones cerebrales y cardíacas). Lo mejor es siempre comprar huevos ecológicos, a ser posible de gallinas criadas al aire libre, dado que además tienen un mayor contenido en ácidos grasos Omega-3.

Pescado azul

Lo ideal para una persona adulta es la ingesta al menos 3 veces a la semana de pescados azules de aguas frías, tales como el salmón, las sardinas o anchoas y arenques. Los pescados de aguas frías muestran menores índices de mercurio y un alto contenido en ácidos grasos poli-insaturados. Todas estas grasas Omega-3 reducen las inflamaciones, son beneficiosas para el corazón y el sistema circulatorio, mejoran las condiciones auto-inmunes, evitan desórdenes de estado de ánimo al tiempo que son muy beneficiosos para la piel y las uñas.

Recomendación MQS

Además de llevar a diario una alimentación sana para evitar o prevenir los dolores antiinflamatorios, también podemos aconsejaros o informaros sobre varios productos naturales que incluyen propiedades antiinflamatorias como por ejemplo Hemapro Cream, una crema para prevenir las hemorroides que cuenta con ingredientes como los Taninos con este tipo de propiedades.

También Varesil Cream, una crema natural para aliviar y calmar los síntomas de las varices cuenta con propiedades antiinflamatorias para acabar con este problema.

Tags: ,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

SUBIR ↑