Síguenos:

facebook twitter googleplus

500cosmetics


 

Just in the moment
0

Mindfulness o el arte de entrenar resiliencia

Últimamente ha crecido mucho el interés por las terapias alternativas y las distintas disciplinas espirituales existentes a lo largo y ancho de este mundo. Así hemos fusionado nuestra psicología moderna occidental con prácticas contemplativas más propias del mundo oriental, dando lugar a modelos de intervención como el Mindfulness. Este tipo de terapias realiza un trabajo integral sobre quien lo practica, desde una perspectiva que engloba cuerpo, mente, salud, dolor, emociones, recuerdos, etc.

tree_of_half_lifeLos seres humanos dependemos de nuestra mente para absolutamente todo, es en el cerebro donde se llevan a cabo todas las decisiones y acciones de nuestra vida. Podemos decir, por tanto, que la mente es la responsable de nuestra conducta, y ésta, o mejor dicho, cómo nos enfrentamos a las distintas situaciones que se nos plantean, es lo que nos hace la vida fácil o difícil. Pues la dificultad de las cosas es algo subjetivo, que se puede medir por cómo nos afectan o influyen negativamente. Por tanto, nuestra actitud ante esas dificultades es lo que va a marcar su importancia.

El Mindfulness nos enseña que todos tenemos una mente y, por tanto, la capacidad de entrenarla para modificar aquellas conductas que nos perjudican. Ya William James (1842-1910), uno de los padres de la psicología moderna, vio el valor de este entrenamiento mental, pero no sabía cómo ejecutarlo, cómo llevarlo a la práctica.

“La capacidad de traer de vuelta de forma voluntaria una atención errante, una y otra vez, es la base del discernimiento, del carácter y de la voluntad. Nadie es “dueño de sí mismo” si no la tiene. Una educación que mejorase esa capacidad sería la educación “por excelencia”. Pero es más fácil definir este ideal que dar indicaciones prácticas para alcanzarlo”.

Hoy lo estamos descubriendo gracias a la puesta en común de una serie de conocimientos de campos tan dispares como la medicina, la psicología, la neurociencia y las más antiguas tradiciones y técnicas contemplativas. La unión de estas disciplinas científicas nos está demostrando los beneficios del Mindfulness sobre la salud física y mental que se traduce en una forma de vivir más plena.

¿Qué es exactamente el Mindfulness?

Una de las acepciones del término que origina Mindfulness es “recordar”, proveniente del sánscrito. En español “recordar” viene del latín y significa «volver a pasar por el corazón», una forma poética de explicar en qué consiste el Mindfulness, o conciencia plena, ya que estamos traduciendo.

El Mindfulness se basa en conseguir la plena conciencia de nosotros mismos, nuestra vida y nuestro entorno, en percibir y sentir cada detalle de nuestro día a día más allá de las preocupaciones y prisas diarias. El Mindfulness consiste en ser conscientes, a cada momento, de que estamos vivos y celebrarlo simplemente disfrutando de lo que la vida nos ofrece.

Es una manera de prestar toda tu atención a ti mismo, a los demás y al mundo. Se trata de un entrenamiento mental centrado en aceptar la realidad tal y como es, pero desarrollando la capacidad de manejar mejor las emociones.

El Mindfulness no trata de evadirse de los problemas o conflictos, sino todo lo contrario, es un ejercicio mental mediante el cual eres plenamente consciente de lo que sucede, pero adoptas una actitud imparcial frente a ello, analizándolo de forma racional y entendiendo los sentimientos negativos que esa situación puede llegar a producir. Se trata de que, precisamente por esa plena conciencia de tus sentimientos, seas capaz de neutralizar las emociones negativas o, al menos, apaciguarlas.

Esto es una cualidad que se puede entrenar de la misma manera que entrenas cualquier otro músculo. El cerebro es moldeable y se puede reprogramar para reaprender los procesos que habitualmente recorremos de forma automática, a menudo llevándonos a situaciones de estrés o angustia que no sabemos gestionar. Con el Mindfulness aprendemos nuevos procesos mentales que desembocan en emociones más agradables o fáciles de llevar.

La puesta en práctica

Lo más importante, y quizás también difícil, que nos enseña el Mindfulness es el arte de entrenar la resiliencia, que no es más que la capacidad de crecer en la adversidad.

Esto que parece muy sencillo es en realidad lo más difícil de todo. Se trata de cultivar recursos internos con los que afrontar de forma más eficaz el estrés, el malestar o el dolor para aprender a responder, en vez de reaccionar a los desafíos.

El primer paso para esto es aprender a meditar. La meditación es fundamental para poner en práctica el Mindfulness, ya que se trata de simplificar la experiencia vital al máximo: reducir los estímulos externos hasta el punto de “simplemente estar”, sin que pase nada en particular, de modo que podemos sentir, observar, tocar, etc., con nuestra mente, percibiéndolo todo con la plenitud de tus sentidos, hasta tal punto que tu organismo reacciona como si estuviera experimentando en ese preciso momento cualquiera de las cosas en las que pienses.

mindfulness_poster_UK

Al hacer esto, observaremos que a la vez que somos capaces de sentir las reacciones físicas de nuestro propio cuerpo, somos también conscientes de que todo lo que sentimos cada día es en gran parte motivado por nuestros propios pensamientos, por nuestra realidad construida.

Cuanto más conscientes seamos de la capacidad de nuestra mente para construir realidades, más herramientas tendremos para construir realidades alternativas más beneficiosas y positivas para nosotros. O simplemente para dejar de construir realidades y vivirlas plenamente.

El Mindfulness basa su filosofía precisamente en el presente y en la importancia de vivirlo al máximo, saboreando cada detalle. El pasado ya pasó y no tiene arreglo ni vuelta, el futuro nunca llega porque cuando llega ya es presente; la única realidad no construida es el ahora.

principios-del-mindfulness

El ser capaces de vivir constantemente, y de manera amable y consciente, en el momento presente, es la meta de la práctica del Mindfulness. En palabras del fundador de la Clínica para Reducción del Estrés basada en Mindfulness, el biólogo molecular y médico, Jon Kabat-Zinn “prestar atención de manera particular, como propósito, en el momento presente y sin juicios mentales”; en eso consiste la práctica de la Atención Plena.

Zen pills, pastillas reductoras de ansiedadSi estás viviendo un momento de estrés en el que sientes que necesitas parar y reorganizar tus prioridades vitales, desde MQS te recomendamos que recurras a complementos alimenticios naturales para ayudarte en ese proceso inicial de “aminorar la marcha”. Complementos como Zen Pills son ideales para este propósito, ya que únicamente contiene ingredientes naturales con propiedades relajantes y potenciadoras de la serotonina como el triptófano, la passiflora, el lúpulo y vitaminas B6 y B1 para un mejor funcionamiento físico y mental.

Tags: , , , , ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

SUBIR ↑

Gana US$5 de regalo de bienvenida Suscríbete y disfruta YA de US$5 de descuento y muchas ofertas más