Síguenos:

facebook twitter googleplus

500cosmetics


mantenerse hidratado
0

10 comidas creativas para mantenerse hidratado en verano y olvidarse de la botella de agua

Comer contra la sed mantenerse hidratado

Ya está aquí el verano! y este año, ha llegado un poco retrasado, pero con toda su fuerza. Ya sabemos lo que significa: días más largos, noches más calurosas y…cuerpos deshidratados y en consecuencia una sed tremenda. Pensarás que unos cuantos tragos de agua cada x tiempo solucionarán el problema. Eso o asumir en ocasiones el riesgo de estar al borde de la deshidratación. Pero no olvidemos que cuando sentimos sed el cuerpo nos está enviando una señal de que necesita agua con urgencia ¡Pero se puede prevenir!

La solución más rápida puede parecer tomar de golpe una gran cantidad de agua. A veces no queda más remedio pero no siempre es la mejor solución o la más conveniente (a no ser que te encante pasar el día en el baño “purificando”). Otra posibilidad es la de comer, en vez de beber, para hacer frente a la deshidratación. Sí, comer contra la sed.

¿Por qué no pruebas estas 10 alternativas que te ayudarán a comer agua en vez de beber como un dromedario? Descubre cómo mantenerse hidratado.

zumos-hidratantes

1. En verano se impone lo crudo

1377257919_big

Las frutas y verduras crudas generalmente están bastante cargadas de agua. Esto nos viene bien porque en verano el cuerpo nos pide a gritos tomar alimentos crudos y sobre todo, frescos. Hay que aprovechar y procurar tomar el máximo de alimentos crudos en esta época del año ¡y así te podrás despreocupar bastante de la (des)hidratación!

¿Necesitas un aliciente añadido, porque lo crudo sin más no te va mucho? Aquí lo tienes: la gran mayoría de los nutrientes de las frutas y verduras están precisamente en el agua que contienen así que al comer frutas y verduras crudas también estás aportándole lo mejor de lo mejor de ellas a tu cuerpo. Como saber en qué consiste la Dieta Detox: 10 razones para perderle el miedo; porque precisamente tiene un efecto hidratante superior a otras dietas.

Como referencia, algunas cifras, que seguramente desconoces al detalle: las fresas y similares contienen entre un 87 y un 92% de agua, las zanahorias -cuyo caroteno es un bronceador natural- son un 87% agua, los pimientos en crudo, además de ser la hortaliza que más vitamina aporta, es un 92% de agua o el apio, con sus sales esenciales, agua en un 95%.

2. En verano, mucho pepino, también en zumo

Con una composición de un 95% de agua, un vaso de pepino licuado es igual de hidratante que un vaso de agua mineral. Los pepinos son una hortaliza barata y versátil, con 0 calorías, perfecta para hidratarse en verano…comiendo.

Truco: además de la inefable ensalada de pepino y el gazpacho de pepino,  los puedes añadir, en rodajas, a algunos bocadillos (jamón cocido, pechuga, salmón, algunos tipos de queso…). Una forma muy divertida de tomarlos es licuándolos. Eso sí, pelar siempre el pepino si no es ecológico. Puedes añadir un toque dulce al zumo de pepino con unas rodajas de sandía: un cóctel de hidratación perfecto, divertido y diferente.

3. Lo mismo para la sandía

shutterstock_98432342

En muchos otros idiomas, a la sandía la llaman “melón de agua”, precisamente por su increíble contenido en H2O. En Oriente Medio se pasan el día comiendo sandía precisamente por esto. A la hora de la compra, saber cuando una sandía está en su punto óptimo es bastante fácil: que pese más de lo que el tamaño puede hacer pensar y que al golpearla ligeramente produzca un sonido como si estuviera hueca por dentro.

Truco: meter unas cuantas rebanadas de sandía en la licuadora, con sus semillas (aportan fibra) pero sin cáscara (a las que no les vayan las semillas, hace tiempo ya que existen también variedades de sandía sin semilla en los súper y fruterías) y ¡disfruta de un maravilloso cóctel hidratante de color rosa!

4. Semillas de Chía

chia-recipeLa semilla de Chía (salvia hispánica) proviene mayormente de México pero aún es poco conocida por estos lares, aunque ya se la puede encontrar en herboristerías. Pero su popularidad en el resto de la UE proviene del hecho de que absorben 10 veces su propio peso de agua, convirtiéndolas en las estrellas de la hidratación. ¡Pero ojo! Hay que poner las semillas a remojo ANTES de consumirlas, de lo contrario, absorberán 10 veces su peso de agua, pero de la de tu cuerpo, por lo que conseguirías el efecto exactamente contrario al pretendido, que es aportar agua al cuerpo.

Truco: ¡Prepárate tu  propio gel de Chía hidratante! Pon a remojar 3 cucharadas soperas de semillas de Chía en un vaso grande de leche de almendras y añade una gota de edulcorante o un poco de azúcar. Deja todo enfriar en el frigorífico unos 20 minutos y tómate el gel con un poco de fruta cortada. Absolutamente delicioso además de aportar el agua que necesitarás unas cuantas horas.

 

5. Congela plátano

Además de que a la mayoría de nosotros nos gusten mucho, los plátanos están repletos de potasio, que biológicamente ayuda mucho en esta época ya que repone los electrolitos perdidos a través del sudor y el calor. Como las bebidas isotónicas tan de moda ahora, pero en versión natural. Los plátanos también contienen magnesio, que ayuda a reequilibrar y regular los fluidos de nuestro cuerpo. Sus azúcares naturales nos aportan energía instantánea. Un solo plátano se convierte en una ayuda insuperable cuando el calor del verano nos drena inmisericorde de líquido en algún momento del día y nos deja sedientos y agotados.

Truco: prueba a hacerte también un helado casero de plátano. Corta un plátano más bien madurito en rebanadas no demasiado gruesas y tenlas en el congelador al menos unas 5 horas. Luego pásalos por la licuadora o la batidora. Dependiendo de la madurez del plátano que congelaste quizá tendrás que añadir un poco de agua o leche y rebañar las paredes de la vasija de vez en cuando. ¡La perfecta crema helada de plátano!

6. ¡Exprime limones!

Como-tomar-limon-para-adelgazar1

No te serán nada nuevas las infinitas bondades que tiene para la salud el agua de limón o la limonada en caso de resfriados, aunque en verano quizás a muchos no nos apetezca demasiado una bebida caliente. Pues una limonada bien fría tiene las mismas propiedades que la caliente ya que no se pierden con el calor. Los efectos súper hidratantes de la vitamina C de los limones permanecen inalterados en la bebida bien fría.  En verano, lo más recomendable es exprimir medio limón, mezclarlo con un vaso de agua bien fría e ir tomando este vasito hidratante cada x tiempo a lo largo del día. Aviso en caso de problemas de estómago: mejor tomarla fresca, no helada, ya que las temperaturas muy frías no son muy amigas de estómagos delicados y sus digestiones.

7. Cubitos de hielo de agua (leche) de coco 

La leche de coco (también llamada la bebida natural ideal para deportistas) aporta –aunque no lo parezca a simple vista- cinco veces más potasio que un plátano y también una mayor cantidad de vitamina B, electrolitos y magnesio. Es una bebida muy baja en azúcares y calorías, muy agradable de tomar ya que es bastante dulce y resulta muy apetecible. La leche de coco es una de las formas más sanas y naturales para permanecer hidratado o de rehidratarse al instante en caso de urgencia.

Truco: prepárate leche/agua de coco en forma de cubitos de hielo. Simplemente llena los moldes y luego usa los cubitos de coco helado para tus batidos, el vaso de agua o al tinto de verano que vayas a prepararte (aunque el alcohol no es lo más recomendable para calmar la sed con mucho calor). Aportarás un extra de sabor hidratante.

8. Saborear trocitos de melón

El melón, especialmente los nacionales que no son de invernadero, pueden llegar a contener un 90% de agua, lo que explica por qué son tan refrescantes e hidratantes en verano. ¿Has pensado tomar también melón para desayunar o para picar algo entre horas?

Propuesta para preparar una apetecible tapita de melón: corta una o dos rodajitas de melón bien fresco en cubitos y añádeles unas gotas de zumo de limón, lima o naranja y unas hojas de menta fresca. ¡Hidratantemente delicioso!

9. Sí señor, también la coliflor.

Cuscús-de-coliflor

Una estrella de la hidratación, ignorada la pobre por la mayoría de la gente y eso que la coliflor está compuesta hasta un 92% de agua, que varía según la temporada.

Truco: cómo preparar cuscús de coliflor; pasa unos trozos de coliflor en crudo por la batidora o la licuadora hasta que llegue a tener la consistencia de granos de arroz secos. Se puede mezclar con frutos secos, hierbas frescas y alguna especia para preparar más tarde una variante deliciosamente diferente de cuscús, muy hidratante. También puedes usarla tal cual espolvoreándola sobre las ensaladas como se hace ya con tropezones de pan o frutos secos.

10. Espinaca para picar

Probablemente la hortaliza con más contenido de agua sea la lechuga iceberg (la que se usa para los cócteles de mariscos y similares). De hecho, son practicamente agua. Pero las espinacas no les quedan a la zaga, y además de tener mucho más sabor, llegan a contener hasta un 92% de agua y tienen la ventaja de que ofrecen más elementos nutritivos, y a la hora hincar el diente, bastante más consistencia para masticar.

Truco para tomar espinacas en cualquier momento y lugar – ¡no siempre tiene que ser hervida! Echa unas cuantas hojas de espinaca fresca o congelada a tus batidos, al pesto o al humus que hayas preparado o esa pizza que vas a meter en el horno.

¡En verano, hidrataos y disfrutad!

Tags: , ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

SUBIR ↑

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
s