Síguenos:

facebook twitter googleplus

500cosmetics


terminar con una relación
0

5 Señales que evidencian que es hora de terminar con una relación

Muchas veces nos vemos inmersos en una situación sentimental difícil, sin salida. Una especie de dependencia hacia la otra persona que nos impide ver la realidad y sobre todo, ver qué queremos nosotros mismos. Son situaciones complicadas que requieren de meditación y tiempo pero no puedes dejar que el miedo o la comodidad hagan de tu vida en pareja un infierno. Si te sientes identificado aquí te damos algunas señales que hacen evidente la necesidad de terminar con una relación. De todas formas espera, antes de lee este artículo reflexiona, a lo mejor necesitas cambiar algunas cosas, y es posible, consulta nuestro post sobre las claves para las relaciones de pareja, no todo está perdido.

1. Lo único que te impide terminar con la relación es el dinero gastado y el comprometido en la boda

Pongamos el ejemplo de que la boda no ha tenido todavía lugar y te agobia el dinero ya gastado en el traje, en el viaje y lo comprometido con el fotógrafo, el restaurante o la empresa de catering. Mi comentario: ¿Y qué?  Lo que ya hayas gastado, ya está gastado. Los economistas llaman a esto los costes sumergidos. Es dinero que ya has gastado, así que olvídate. En cuanto al resto, trata de recuperar lo que puedas, vende lo que sea posible vender como por ejemplo el traje, ya que no lo vas a necesitar. A lo mejor te sirve este consejo: ¿sabes lo que al final resulta más caro que una boda? Los gastos de un procedimiento de divorcio con sus abogados, procuradores y tasas judiciales.

2. Habrías acabado con la relación mucho antes si no estuviera implicada tanta gente

Piensas que perderás unas cuantas o muchas amigas, amistades y que incluso te rechazarán algunos  familiares de ambos lados…y seguramente estás en lo correcto. Los cambios bruscos como este suelen ser incómodos para muchos, no sólo para uno mismo. En el fondo te sientes mal, pero en realidad más por miedo a quedarte aislada y que te acusen de no saber controlarte.

Pero después de la tomar la decisión y anunciarla, lo que sacarás en claro de todo esto es quiénes son realmente tus verdaderas amistades y gente de confianza, que es la que te seguirá queriendo y apoyando en este momento crucial de transición. Al fin y al cabo, es la única gente con la que te interesará relacionarte el resto de tu vida.

3. Ya has aplazado la boda al menos una vez

BA17949

Algunas veces hacemos cosas por pura desesperación y sin pensarlas mucho, como por ejemplo aplazar algo que en realidad deberíamos cancelar, y lo que en realidad hacemos es daño a la otra persona. No nos damos cuenta del error hasta mucho después. Con demasiada frecuencia, por desgracia, es ya demasiado tarde.

En las dos veces, me hice toda una lista de excusas para justificar el aplazamiento de la boda. Aquí tenéis las que terminaron siendo mis favoritas:

  • La fecha de la boda no era la más conveniente para mí, por lo que había que pensar en el verano siguiente
  • Quería esperar hasta licenciarme
  • No era seguro donde estaríamos viviendo el día de la boda (lo cual era una tontería, porque por razones familiares de todos modos había que celebrarla en un lugar “neutral” para ambas familias)
  • Mi vestido no iba a estar listo a tiempo
  • La planificación de la boda me resultaba demasiado estresante y esto era lo último que necesitaba en ese momento
  • Resulta que el día elegido para la boda era el aniversario de alguien invitado y yo quería mi propio día especial personal e intransferible (como te puedes imaginar, tienes un montón de aniversarios que usar como excusa)

Siempre existe la posibilidad de que encuentres la verdadera razón por lo que no quieres celebrar la boda: prueba a ser sincera contigo misma y pensar de una forma racional sobre ello.

4. No puedes con el cuerpo

relacion va malAl poco tiempo de formalizar la relación con mi ex comencé a sentirme muy cansada en general, lo que al poco tiempo comenzó a reflejarse en mi salud y en mi estado de ánimo – estaba disgustada y enfadada todo el día, cuenta una chica que se encuentra en esta situación, cuenta una seguidora que se encuentra en esta situación. Después de romper con la relación, volví a tener tiempo para mí misma. No estoy hablando de tener tiempo para desplomarte en sofá y no hacer otra cosa que leer o ver la tele. Estoy hablando de tiempo para mí misma y poder:

  • Reflexionar y darme cuenta de lo bien que me sentía conmigo misma al ya no tener que preocuparme ya todo el día de cómo estaba o se sentía él
  • Tener tiempo de poder ir a los médicos específicos a mis problemas porque ya estaba  abducida del todo por la planificación de una boda que en el fondo no quería celebrar
  • Tener el suficiente tiempo para recobrar mi salud al haber eliminado unas toxinas mentales muy peligrosas de mi vida
  • Finalmente, tener la posibilidad de expandirme y desarrollarme como persona al haber liberado mi energía emocional de la jaula en la que se estaba sumida

5. MqS te desvela: has llegado hasta aquí leyendo este artículo

Algo ha hecho que hayas leído hasta aquí. Seguramente un cierto sentido de pánico que te oprime interiormente y que te ha hecho buscar esto en Google a media noche…. O quizás una amiga o amigo que te quiere y que te ha mandado el enlace a este articulo por correo y finalmente lo has abierto. Si te ha ayudado a ver las raíces de tu malestar, podrás plantearte mucho mejor la respuesta más acertada a la duda que te corroe y que no es otra que si debes o no terminar con tu relación, por mucho que te cueste. Piensa en ti, al final, si no te quieres tú, no te quiere nadie.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

SUBIR ↑

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
s