Síguenos:

facebook twitter googleplus

500cosmetics


chicas tatuadas 21 620x350 - Chicas tatuadas y sexo esporádico
0

Chicas tatuadas y sexo esporádico

Parece ser que la percepción masculina sobre las chicas tatuadas es diferente a las que no se decantan por esta manera de decorar su cuerpo. Los hombres emiten juicios sobre las intenciones sexuales de una mujer basándose en su apariencia física por lo que esto se relaciona también con los tatuajes. Por ejemplo, hay estudios que demuestran que las mujeres están más dispuestas a tener sexo si llevan prendas de color rojo o ropa más o menos sugerente. Los expertos creen que esto son indicadores femeninos de un aparente interés sexual, siendo producto de la evolución teniendo en cuenta el mecanismo reproductivo de la especia humana.

Pero no se trata solamente de lo que las mujeres lleven puesto o no. Unos recientes estudios publicados en la revista especializada Archives of Sexual Behavior sugieren que los hombres podrían también tomar los tatuajes en una mujer como una señal de interés sexual (y reproductivo, siguiendo esta teoría).

¿En qué consiste el estudio realizado?

Para uno de los estudios, los investigadores reclutaron a 11 mujeres (chicas tatuadas y no tatuadas), que tenían que ir juntas a una playa y tumbarse sobre la arena. La conclusión de dichos estudios en Francia es que algunas de las que participaron en esta investigación tuvieron más éxito entre los hombres que otras.chicas_tatuadas

Todas las participantes llevaban bikinis rojos idénticos y se les indicó que leyeran un libro mientras estaban tumbadas sobre la arena. También se les dio la instrucción de no mirar a nadie en particular a menos que se les hablara directamente. Para la mitad de este estudio, a las mujeres se les aplicó un tatuaje de mariposa en la baja espalda, para la otra mitad del estudio, aparecieron sin tatuaje.

Mientras estaban tumbadas sobre la arena, un observador de incógnito iba vigilando y contando cuántos hombres se acercaban a ellas, cuánto tiempo tardaba en producirse dicho acercamiento masculino y si además establecían contacto verbal con ellas, etc. En conjunto y a lo largo de todo el estudio, cada mujer acudió a 20 playas diferentes, dando lugar a un total de 220 períodos de observación cada una.

Resultados de la investigación

Entre los resultados de las observaciones de los analistas de incógnito del estudio destacaron que las chicas tatuadas fueron contactadas por hombres el doble de veces. En concreto, las tatuadas recibieron una media de 26 “visitas”, mientras que aquellas sin tatuaje solo 11. Además, los hombres se acercaban a las tatuadas mucho más rápidamente, a los 24 minutos (de media) tras tumbarse ellas sobre la arena. Por el contrario, las mujeres sin tatuaje eran contactadas después de 35 minutos.chicas_tatuadas

En otro experimento posterior, las mismas mujeres se tumbaron en la playa, pero mucho menos concurrida y además yendo solas. De nuevo, se les aplicaron tatuajes provisionales a la mitad de las chicas. Sin embargo, en este experimento, los observadores de incógnito hicieron un seguimiento directo. En esta ocasión, los analistas se acercaron a ellos y les preguntaron sobre las “nuevas vistas” de la playa, las posibilidades que creían de tener de conseguir una cita con esa mujer y las posibilidades que creían de poder llegar a tener relaciones sexuales con la misma.

En los resultados de ésta encuesta, los hombres creían que las mujeres con tatuaje estarían más dispuestas a tener una cita y relaciones sexuales que mujeres sin tatuaje.

En conjunto, los resultados de este estudio indican que los hombres tienden a interpretar las señales de tinta marcadas en el cuerpo como un indicador de predisposición de comportamiento sexual. Y a esta conclusión se ha llegado por dos vías: estudiando el comportamiento en conjunto (mediante un estudio de la reacción de los hombres en general frente a un grupo de mujeres) y mediante un estudio individual particular de las reacciones de cada hombre frente a una sola mujer.

Limitaciones del estudio

Como cualquier estudio, éstos dos tienen también sus limitaciones. Por ejemplo, se utilizó solamente un tipo de tatuaje (mariposa) colocado en un solo lugar específico (parte baja de la espalda). Ésta última característica, la baja espalda, ya tiene de por si un cierto significado de tipo sexual para los hombres. Hubiera sido interesante analizar como interpretan los hombres otros tipos de tatuaje y además colocados en otras partes del cuerpo. Tampoco se ha analizado el comportamiento subyacente de las mujeres, es decir, si su interés en el sexo aumenta o no en función de llevar puesto un tatuaje o no. En este sentido, el estudio no es concluyente y no se puede decir realmente si los tatuajes funcionan realmente como una señal de aviso y son realmente indicativos para los hombres interesados en una interacción sexual. Es bastante plausible incluso que los tatuajes no indiquen absolutamente nada en este sentido y menos el interés en tener relaciones sexuales esporádicas por parte de las mujeres. Otra cosa es lo que se crean los hombres en este sentido.

En suma, que los tatuajes son uno más de muchos otros aspectos de la apariencia física femenina que los hombres utilizan para realizar
juicios de valor –ya sean certeros o totalmente equivocados- sobre el interés de las mujeres en el sexo.

 

 

Tags: , , , , ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

SUBIR ↑

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
s