Síguenos:

facebook twitter googleplus

500cosmetics


cómo combatir el estreñimiento
9

Cómo combatir el estreñimiento y la retención intestinal: causas y tratamientos

Normalmente los intestinos se ponen en movimiento a intervalos regulares para que el cuerpo pueda expulsar las heces sin dificultades. Aunque la frecuencia de estos movimientos intestinales es muy subjetiva ya que varía de persona a persona, un 95% de los adultos sanos acuden al baño entre 3 veces al día a 3 veces por semana. aquí te damos unos consejos sobre cómo combatir el estreñimiento, causas, tratamientos alternativos y prevención.

MásQueSalud te ayuda a cómo combatir el estreñimiento

Cuando se padece de estreñimiento, los intestinos se mueven con menor frecuencia de la habitual y las heces se vuelven durassecas, difíciles de expulsar. La mayoría de las veces, el estreñimiento no está en absoluto relacionado con una enfermedad o desorden graves del sistema digestivo. De hecho, el estreñimiento tiene su origen la mayoría de las veces en la dieta, el estilo de vida personal, una medicación tomada o algunos otros factores que interfieren en las funciones intestinales normales.

Los casos habituales de estreñimiento en adultos tienen unos puntos en común a tener en cuenta:

fibra1

  • Dieta baja en fibra – Una persona necesita entre 25 y 30 gramos de fibra al día porque la fibra ablanda las heces y fomenta el tránsito digestivo. Muchas de las dietas habituales a las que nos obliga la vida moderna contienen mucho menos de la mitad de la fibra diaria considerada la mínima y necesaria.
  • Pocos líquidos – Para ayudar a prevenir que las heces se vuelvan duras y secas,  nuestra dieta debe incluir al menos entre 6 y 8 vasos de diarios de algún líquido. Esto incluye bebidas como la leche, zumos y otras bebidas (no alcohólicas). Hay que tener en cuenta que la cantidad mínima de líquido incluye también el agua contenida en frutas y verduras, sopas, cocidos y estofados. Casi todos los llamados alimentos sólidos contienen algo de agua.
  • Estilo de vida sedentario – El ejercicio regular es absolutamente necesario para estimular las contracciones musculares que rigen el tracto intestinal. Tener un trabajo sedentario o hacer poco o nulo ejercicio físico al día aumenta las posibilidades  de padecer estreñimiento.
  • Ignorar la señal para ir al baño – La urgencia por ir al baño aparece con los movimientos intestinales. Es un reflejo nervioso normal que ayuda a evacuar sin dificultades. Con frecuencia, por tener algún compromiso o por el hecho de que no se pueda acudir inmediatamente a un baño, se ignora ésta señal que nos envía el cuerpo. Si es de cuando en cuando, no tiene repercusión alguna. Pero ignorar esta necesidad de forma repetida  y convertirla en hábito, a medio plazo conduce casi invariablemente a un problema de estreñimiento.
  • Viajes, citas de trabajo, comidas fuera de casa frecuentes o habituales – Los viajes pueden ser causa de estreñimiento ya que normalmente implican un cambio drástico de la dieta, un horario de comidas diferente al que se ha acostumbrado el cuerpo y -generalmente también un acceso limitado al baño. Lo mismo se puede decir de una vida laboral muy estresante o el comer con frecuencia fuera de casa.11841077_l
  • Abuso de laxantes – Su utilización durante un periodo de tiempo prolongado de tiempo acostumbra al cuerpo a sus efectos para poner en marcha el tracto intestinal. En ocasiones hasta crear dependencia. Esta habituación es causa no infrecuente de estreñimiento.
  • Efecto secundario de medicamentos – En ocasiones un efecto secundario o colateral de algunos medicamentos, tanto los sujetos a receta como los que no la necesitan. Los suplementos y complementos de alimentación más comunes , que contienen hierro, los suplementos de calcio, los antiácidos estomacales, que generalmente basados en  aluminio, los antidepresivos, los medicamentos que tratan la esquizofrenia o alucinaciones, la mayoría de los analgésicos basados  en narcóticos (morfina, por ejemplo), la anestesia en general, los diuréticos y relajantes musculares, muchos medicamentos usados para tratar trastornos del crecimiento, la enfermedad de Parkinson o la vejiga hiperactiva y los medicamentos contra la tensión alta, citan generalmente el estreñimiento como posible efecto secundarios, sobre todo durante una toma prolongada.
  • Dolor localizado o molestias alrededor de la zona anal – Una fisura anal o las hemorroides pueden volver muy dolorosos los movimientos normales del tracto. La fisura anal es una rasgadura en la piel alrededor del ano mientras que las hemorroides consisten en una inflamación grave de las venas en ésa zona. No es raro que las personas afectadas  terminen por convertir en un hábito el evitar ir al baño con tal de evitarse el dolor que ello implica. A la larga, como ya se ha mencionado, este hábito de ignorar las señales para acudir al baño puede  ser causa estreñimiento.

Aunque con menor frecuencia, el estreñimiento puede ser el síntoma de una enfermedad o dolencia del tracto digestivo de la espina dorsal y o incluso de la zona cerebral. Por ejemplo, el síndrome del colon irritado, la obstrucción intestinal, la diverticulitis, el cáncer colono-rectal, el hipertiroidismo, unos niveles excepcionalmente altos de calcio en la sangre (llamada hipercalcemia), la esclerosis múltiple, la enfermedad de Parkinson y por último, heridas en la espina dorsal como reflejo de las mismas.

El estreñimiento es un problema muy común que afecta a al menos un 80% de la población en algún momento de su vida. Aunque toda la población adulta corre el riesgo de padecerlo, éste se incrementa dramáticamente a partir de los 65 años de edad, tanto en hombres como mujeres.

La retención de las heces

En ocasiones, un estreñimiento de larga duración desarrolla en una verdadera retención fecal, que consiste en un colon totalmente obstruido por una masa que el intestino se ve incapaz de mover con contracciones. Los síntomas de la retención fecal son dolores intestinales y vómitos. Puede incluso requerir hospitalización y en casos extremos, el ingreso en urgencias. Se trata de una complicación bastante frecuente en la población de edad más avanzada (con una incidencia de hasta el 30% en residencias de ancianos) y en personas atadas a la cama de forma permanente por alguna razón.

Entre los síntomas de la retención fecal se incluyen:

ESTREI~11

  • Salida de heces líquidas (se trata de heces que se cuelan en escasa cantidad por la masa fecal retenida, y que muchas veces se confunde con diarrea)
  • Dolor abdominal, especialmente después de las comidas
  • Una persistente y constante necesidad de ir al baño pero sin llegar a evacuar
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor de cabeza
  • Escaso apetito, pérdida de peso
  • Malestar general inconcreto
  • Si el problema no se trata con rapidez, después de poco tiempo aparecerán deshidratación, pulso y respiración acelerados, intranquilidad o ansiedad, cierta confusión mental e incontinencia urinaria.

Diagnóstico del estreñimiento

Muchas veces, uno se puede auto-diagnosticar fácilmente un problema de estreñimiento y tratarlo de forma adecuada. Pero hay que hacerlo correctamente. En primer lugar, analizar el propio estilo de vida: revisar la dieta habitual, los niveles de ejercicio diario y los hábitos a la hora de acudir al baño y la frecuencia con la que se ignora y evita esa urgencia. Solo tras este autoanálisis previo (que puede implicar una sorpresa) se pueden establecer las medidas preventivas ya mencionadas: añadir fibra a la dieta, beber una mayor cantidad de líquidos y hacer regularmente ejercicio o más ejercicio del habitual. Todo esto solucionará normalmente el problema del estreñimiento. Ahora, si el estreñimiento es recurrente a pesar de las medidas preventivas, se hace necesario acudir al médico.

El estreñimiento como síntoma de otras dolencias mucho más infrecuentes: acudir al médico con carácter inmediato es obligado si el estreñimiento comienza a estar acompañado de hemorragias rectales, dolores de estómago intensos y distensión abdominal (fuertes gases). Estos síntomas hacen necesaria una evaluación médica completa, incluido un examen físico y un análisis digital del colon y  recto, para excluir eventuales problemas bastante más graves.

Si los síntomas indican al médico que se padece de una retención fecal, tendrá que confirmar su diagnóstico examinando el abdomen y buscando la masa obstruida mediante un examen digital de mismo. Pueden ser necesarios otros análisis, incluidos los de sangre, rayos –X, la aplicación de un enema de bario o la sigmoidoscopia (examen del bajo recto mediante instrumentos especiales).

Las personas mayores de 50 tienen más probabilidades de desarrollar pólipos y/o cáncer de colon en cuyo caso normalmente se efectuará una colonoscopia además de otros análisis.

Duración

La duración del estreñimiento depende de las causas que lo provocan. En adultos, por lo demás generalmente sanos, el estreñimiento se trata simplemente añadiendo más fibra a la dieta, aumentando la ingesta de agua y el ejercicio físico y remitirá en solo unas pocas semanas. El estreñimiento constituye una complicación en el caso de personas que por problemas neurológicos se hallan atadas a la cama (parálisis o coma, por ejemplo), dado que se convierte en persistente e implica un alto riesgo de retención fecal.

Prevención

Como en la mayoría de las dolencias, es mejor prevenir que curar. Normalmente, se puede prevenir el estreñimiento simplemente aplicando a la vida diaria los siguientes cambios, que además normalmente no constituyen ningún problema. Recopilamos todas ellas:

beber-agua

  • Añadir más fibra a la dieta  – Lo ideal es una cantidad de 25 a 30 gramos de fibra cada día. Hay una gran variedad de alimentos con un alto contenido de fibra de alta calidad: alubias  y otras legumbres, broccoli, zanahorias, el salvado, cereales integrales y la fruta fresca. Para evitar que la fibra produzca gases y sensación de hinchazón, ir  añadiendo estos alimentos muy gradualmente, hasta alcanzar las cantidades de fibra  recomendada (entre 25 y 30g. al día).
  • Beber las cantidades mínimas de líquido. Para la mayoría de los adultos sanos, una cantidad adecuada equivale a 6-8 vasos de agua a lo largo del día.
  • Comenzar con un programa de ejercicio físico, o hacer más ejercicio físico del habitual. Caminar durante unos 20 minutos a buen ritmo estimula el movimiento del tracto intestinal.
  • Entrenar  el sistema digestivo  en el sentido de acostumbrarse a ir al baño un número regular de veces al día y siguiendo un horario más o menos regular. La frecuencia depende de cada persona y obviamente de su ingesta de alimentos. La mejor hora para ir al baño suele ser después del desayuno.
  • No aplazar la necesidad de acudir al baño a un momento posterior más conveniente. Es necesario responder a esa necesidad que nos señala el cuerpo lo más rápido posible.
  • Se pueden utilizar unos ablandadores de heces o suplementos de fibra, que no precisan de receta y puede prevenir y solucionar casos leves de estreñimiento ocasional. Es importante seguir siempre al pie de la letra las indicaciones de dosificación contenidos en sus envoltorios.

Tratamiento con medicamentos

En caso de padecer síntomas de estreñimiento, el primer paso a dar es asegurarse de tomar la cantidad suficiente de líquidos e incrementar la ingesta de fibra. Si el estreñimiento persiste, es razonable pasar a intentar solucionar el problema con algún laxante. Hay un gran número de laxantes libres de receta médica disponibles en farmacias y parafarmacias. Son remedios sin o con escasos efectos secundarios siempre y cuando se tomen ocasional y no habitualmente.

Existen laxantes más fuertes, llamados “osmóticos” y basados en compuestos salinos o carbohidratos. Se componen de sales naturales, sales de magnesio y azúcares no tratados que ayudan a ablandar las heces al extraer agua de las paredes intestinales y canalizarla al interior del intestino. Entre estos preparados se cuentan la leche de magnesia, la lactulosa y laxantes basados en el glicol polietileno. Algunos necesitan receta médica.

Otros laxantes se denominan “estimulantes” (del tracto intestinal). Se componen de senna, extracto de cáscara o bisacodilo y son menos suaves que los anteriores. Estimulan los músculos que mueven las paredes del intestino a contraerse con más frecuencia y más intensidad para acelerar el tracto.

Los laxantes se pueden conseguir tanto para tomar por vía oral o por vía rectal (supositorios).

Los enemas pueden aliviar el estreñimiento grave y se pueden conseguir en las farmacias igualmente sin receta médica. Un enema es una bolsa que contiene un líquido salino y están diseñados de tal manera que su contenido puede ser vaciado fácilmente dentro del recto. La solución salina del enema ablanda las heces y estimula a los músculos rectales a contraerse y hacer presión para evacuarlas.

En cuanto a la retención rectal –bastante más grave- se puede solucionar normalmente mediante un enema como el arriba descrito. Solo en casos muy graves hay que intervenir. El método de la limpieza con la sigmoidoscopia e irrigando la masa fecal con agua se utiliza solo en contadas ocasiones. Una vez retirada la masa bloqueada, el doctor hará seguir al paciente una estricta dieta rica en fibra y recetará algún medio ablandador de heces o un laxante durante algún tiempo hasta conseguir evacuaciones periódicas y normales.

Cuándo acudir a un médico especialista

Se debe acudir al médico si se lleva bastante tiempo sin ir al baño y además se sienten dolores, distensiones musculares en el abdomen o se sangra por el recto.

En caso de  estreñimiento menos agudo, se puede acudir al especialista para solicitar consejo sobre el mejor remedio. Igualmente si el problema persiste durante algunas semanas o si a la larga uno se ve obligado a tomar laxante de forma ya habitual para poder acudir al baño.

Medicamento recomendado

2+1 hemapro creamMasQueSalud recomienda las pastillas Hemapro Pills, un suplemento alimentario completamente natural que favorece la salud intestinal previniendo el estreñimiento y evitando la presión sobre las venas del ano, además, estimula la circulación y ayuda a prevenir hinchazones y molestias en la zona rectal.

 

Tags: , ,




9 Responses to Cómo combatir el estreñimiento y la retención intestinal: causas y tratamientos

  1. Esther vincent says:

    Hola yo llevo 2 semana sin ir al baño fui en urgencia me dieron algo por rectal,pude hacer un poco y lacturosa para los días siguientes,pero no funciona después y estoy con dos días,y me duele la espalda.k puedo hacer gracias.

  2. vannia says:

    Hola. también fue la primera vez que me sucede todo esto,yo casi nunca me estriño y esta vez creo que tuve como retención fecal ,tenia ganas de ocupar pero no podía me dolia mucho estba como atorada ,creo que una d elas cosas mas incomodas que pudo haberme pasado , estuve asi un dia entero ,no habia ocupaado como hace tres dias , no sabia que hacer y tuve que ir al medico y me receto un laxante de un sobrecito grande y me tenia que tomar en una hora ….pero me dijo que esos que venden en las farmacias no hacen nada por que yo ya habia tomado uno y asi fue…. luego siete laxantes mas para los dias siguiente se llamba glycolax, como para que terminara de limpiar todo ….y como a las 7 u ocho horas hizo efecto.Fue una de is peores experiencias no le decearia este momento tan incomodo a nadie, saludos..

  3. Ruben Lazo says:

    Tengo 57 años, por primera vez siento que estoy estreñido, nunca me ha pasado, me duele el estomado la parte central izquierda, no defeco dos dìas tengo deseos pero no sale, estoy alimentandome normalmene y mi estomago se esta volviendo pesado.
    – Que hago?

    Saludos

    • Hola Ruben,

      trate de incrementar la ingesta de alimentos ricos en fibra como verduras y fruta. Si el caso persiste debe acudir a un médico o especialista en la materia.

      Un saludo

  4. Eric Rodríguez Q. says:

    Cuál es el precio del producto en pesos colombianos y cuál es el procedimiento para pedir el Hemapro Pills?. Gracias.

  5. Stefania says:

    Buenas, soy totalmente extreñida, no porque no vaya por lo mínimo 3 veces por semana sino porque salen gruesas con dolor y sangrado supuestamente por la fisura q tengo, la verdad que padesxo de esto ya como 10 años y nose porque siempre me extraño quien pueda saber que tengo le estaré totalmente agradecida, gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

SUBIR ↑

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
s