Síguenos:

facebook twitter googleplus

500cosmetics


neumonia

La neumonía: qué es, tipos, síntomas y tratamiento.

¿Qué es la neumonía?

El término neumonía se aplica a la inflamación pulmonar y existen unos 50 tipos de neumonía o clases de  inflamación pulmonar de este tipo. Éstas dolencias inevitablemente llevan a que fluidos entren los en los pulmones. Existen muchos microrganismos causantes de la neumonía. La inflamación neumónica de los pulmones se produce debido a la acumulación de residuos celulares y células de sangre en los sacos de aire de los pulmones. Y esta inflamación pulmonar dificulta mucho la respiración.

causas de la neumonia

Causas de la neumonía

La neumonía está causada por infecciones respiratorias causadas por los rhino-virus,  los adeno-virus y el virus de la gripe también pueden llevar a una neumonía. La mayoría de los casos de neumonía vírica son suaves y se resuelven normalmente en el plazo de una semana, con o sin un tratamiento específico.

¿Hasta qué punto puede llegar a ser peligrosa?

Para hacernos una idea, solamente en los Estados Unidos se producen al año unos 90.000 fallecimientos a causa de la neumonía. Y lo que es más importante,  allá se producen al año unos 5 millones de casos de neumonía.

¿Puede llegar a poner en peligro la vida?

Detectada a tiempo y con el tratamiento adecuado, una persona de buena constitución física puede recuperarse rápidamente, igual que en el caso de una gripe. Sin embargo, algunos casos agudos de neumonía pueden poner en peligro la vida del paciente. Ello es frecuente en personas con un sistema inmunitario debilitado. Incluso en personas plenamente sanas inicialmente, la neumonía puede complicarse si no se detecta a tiempo. Si las personas afectadas por neumonía no reciben rápidamente el tratamiento apropiado, ésta puede llegar a tener consecuencias muy serias.

Neumonía lobar ( o lobar pneumonia)

Se trata de una forma de infección aguda, causada por un neumococo. El nombre genérico de la bacteria causante de este tipo de neumonía es Streptococcus pneumoniae. Por lo general, la neumonía lobar sigue a una infección respiratoria aguda, especialmente de las vías respiratorias superiores. Los síntomas de la neumonía lobar son el dolor en el pecho al respirar o toser y fiebre, acompañado de la sensación de frío y temblores. La temperatura del paciente oscila en torno a los 40º. Se expulsan flemas con sangre. Antes de la aparición de los antibióticos, muchos de los fallecimientos se debían a una neumonía lobar. La neumonía lobar generalmente sólo ataca a un lóbulo de los mismos, o parte del mismo, de ahí su nombre. En ocasiones, ataca a ambos lóbulos, en cuyo caso se define como neumonía doble.

Tipos de neumonía bacterianas

Además de la neumonía causada por el Streptococcus pneumoniae, hay neumonías causadas por otras bacterias que se incluyen en la categoría de las neumonías bacterianas. La bronconeumonía es una de ellas. La bronconeumonía causa una fiebre más baja que en el caso del estreptococo de la neumonía. Además, los síntomas de la bronconeumonía aparecen más lentamente. Afecta principalmente a las vías respiratorias conocidas como bronquios. Estos conductos están en contacto con los pulmones, lo que en el caso de la bronconeumonía puede llegar a ser peligroso.

Tipos de neumonía atípicas

Básicamente se dan tres formas de neumonía atípicas. Una de ellas, la causada por el Mycoplasma pneumoniae, un organismo unicelular carente de núcleo. Otra, cuyo origen está en un relativamente inocuo protozoo llamado Pneumocystis carinii y finalmente la neumonía atípica causada por la Chlamydia pneumoniae.

  • Neumonía atípica genérica: es una forma bastante común de esta enfermedad. Los brotes de ésta neumonía se producen por ejemplo entre estudiantes en centros educativos o entre militares. Generalmente, la neumonía atípica se cura por sí misma y puede solucionarse con el uso de antibióticos. Está causada por un microrganismo llamado Mycoplasma pneumoniae. Este microorganismo unicelular no es ni un virus ni una bacteria.
  • Neumonía causada por el  Pneumocystis carinii: este microrganismo suele ser inocuo. Es una forma de neumonía que generalmente sufren personas con sistemas inmunológicos debilitados o enfermos de leucemia. Este tipo de neumonía ha sido la principal causa de fallecimiento entre los enfermos de SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida).
  • Neumonía causada por la Chlamydia pneumoniae: se trata de la enfermedad contagiosa causada por este tipo de bacteria. Afecta a las vías respiratorias superiores. Puede también llevar a una bronquitis, una neumonitis y una faringitis. La Chlamydia pneumoniae puede incluso causar ataques al corazón y enfermedades coronarias. Además de la Chlamydia pneumoniae,  hay otras dos especies de ésta bacteria, la Chlamydia psittaci y la Chlamydia trachomatis.

 Síntomas de la “Chlamydia pneumoniae”

Inicialmente los síntomas pueden ser no muy visibles o evidentes. En ocasiones, su diagnóstico se ve dificultado porque los síntomas apuntan en principio hacia otras formas de dolencia causadas por la bacteria Chlamydia. Un subgrupo de éstas enfermedades son causadas por diversas cepas de la bacteria de tipo trachomatis. Otra forma severa de dolencia causada por la bacteria chlamydia está causada por una cepa específica de la Chlamydia trachomatis, que se trasmite por el aire.

Diagnóstico de la “Chlamydia pneumoniae”

Los pacientes generalmente tienen que someterse a diferentes tipos de análisis para el diagnóstico de infecciones causadas por la Chlamydia pneumoniae. Estos análisis incluyen cultivos celulares para excluir otras enfermedades con síntomas parecidos, como por ejemplo la candidiasis, trichomoniasis, el herpes y la gonorrea. Un método moderno de diagnóstico de las infecciones causadas por la Chlamydia son los análisis inmunológicos. Estos análisis detectan directamente los anticuerpos producidos por el sistema inmunológico del paciente afectado por la infección causada por la chlamydia. Desde 1939 se han producido enormes avances en la terapia de la neumonía. Esto ha llevado a que en los Estados Unidos, la neumonía haya pasado de ser la tercera a ser la quinta causa de fallecimiento en ese país.

Tratamiento de la neumonía 

Desde Más que Salud os recomendamos consultar a un profesional, pero por regla general, la mayoría de las formas de neumonía de origen bacteriano se pueden tratar con antibióticos. Normalmente, los médicos también recomiendan una vacunación en el caso de personas de más de 50 años y aquellas que sufran de casos agudos de neumococos. Esta vacuna también garantiza una inmunidad contra casos virulentos de afecciones de neumonía. También se administra como una forma de soporte adicional del sistema inmunitario a personas con dolencias crónicas de hígado, pulmón o corazón.

 neumonia pdf



SUBIR ↑

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
s