Síguenos:

facebook twitter googleplus

500cosmetics


leche materna lactancia
2

Lactancia – Aumentar leche materna

Si tienes razones para creer que la cantidad de tu leche materna se ha reducido seguramente también te preguntarás cómo puedes llegar a tener más. Una disminución de la leche materna puede deberse a una multitud de causas. Entre otras, un estrés excesivo, el que tu bebé tenga más hambre de la normal debido a un estirón en su crecimiento, o por el hecho de dar demasiado poco de pecho. Seguramente te bajará un poco la moral pero no debes preocuparte. Hay un gran número de consejos que puedes seguir para aumentar tu leche materna que además, no son nada difíciles de seguir.

Dar pecho más a menudo

Puedes usar una de las llamadas bombas de pecho o puedes dar de pecho más a menudo. La producción corporal de leche materna sigue las reglas de la demanda y la oferta, por lo que para incitar a la fuente a producir más leche, deberás dar el pecho más a menudo a lo largo del día. Esto proporcionará a tu cuerpo la señal de que tu pequeño está alimentándose con mayor frecuencia y que necesita más leche. También puedes probar a bombear entre 5 y 10 minutos después de cada toma de tu bebé. Puedes añadir una toma durante las mañanas, ya que es a ésta hora del día en el que la producción de leche materna es mayor. Otra opción es bombear alternativamente el otro pecho después de cada toma.

No empezar una dieta

No te pongas a dieta para adelgazar durante la lactancia de tu bebé, lo que debes hacer es seguir cuidándote como durante el embarazo; una dieta saludable tras el embarazo reduce el riesgo de diabetes además de asegurar una correcta nutrición de tu bebé. Si no tomas las suficientes calorías se reducirá tu producción de leche. Algunas fuentes indican que las madres que están dando de pecho deberían consumir entre 1.800 y 2.000 calorías al día para mantener una producción adecuada de leche materna. No te preocupes por tu peso, dar el pecho quema bastantes calorías y volverás a tu peso anterior al embarazo en poco tiempo. Sin embargo, las calorías que necesitas durante la lactancia no deben ser calorías de mala calidad procedentes de comida basura o comida rápida. Toma alimentos ricos en proteínas así como frutas y verduras.

Relax y descanso

Relajarse y descansar probablemente sea la antítesis del hecho de ser madre de un bebé. Hay un bebé y frecuentemente una pareja de la que ocuparse, una casa que mantener en condiciones y multitud de cosas que hacer que muchas veces no te dejan tiempo para ti misma.

amamantar-leche

Todo esto puede llevar a situaciones de estrés y a un descenso en la producción de leche materna. Muchas veces algunas de estas cosas pueden esperar un poco y echarse una pequeña siesta ayuda. Trata de regalarte una pequeña cabezadita a lo largo del día y duerme con el niño durante la noche para que no tengas que salir de la cálida cama para darle el pecho al niño. Así recuperarás el sueño más rápidamente.

Siempre leche materna

Trata de evitar suplementos y leches no maternas todo lo que puedas. Aunque las leches formuladas pueden sacar de un apuro a más de una madre, el saltarse una sola toma durante el proceso de lactancia puede dañar tu producción propia de leche. Una vez que tu bebé tome menos leche de tus pechos, éstos también comenzarán automáticamente a producir menos.

Evita el estrés

Tu leche materna no fluirá bien si estás tensa y estresada. Hay masajes y técnicas de relajación que pueden serte de ayuda, tales como escuchar música de relajación y masajear o bombear tus pechos para aumentar el flujo reflejo de leche materna.

moringa oleifera lactanciaPrueba con algunas hierbas

Hay algunas hierbas de las que se dice que incrementan la cantidad de leche materna. Hay cápsulas de alholva o fenogreco, pero siempre deberías consultar a tu médico antes de probar a tomar algún preparado de hierbas. Otra hierba muy utilizada para estos fines es la Moringa Oleifera.

Alimentos lactogénos

Se dice que los copos de avena aumentan la cantidad de leche materna. En realidad, no la incrementan tanto. No obstante, durante la lactancia, prueba a tomar copos de avena por la mañana o galletas de avena para picar entre horas. En Asia también se usa la Papaya verde como alimento favorecedor de la leche materna, tomándola con sopa.

No deberías dejar que el tema de tu lecha materna te cause estrés. Echa por la borda los pensamientos negativos según los cuales no eres una buena madre porque no produces la leche suficiente para tu bebé – al final, estos estados emocionales negativos sí que afectarán a tu capacidad para dar de pecho. Por el contrario, céntrate en pensamientos positivos. Por ejemplo, de que vas a aportar lo mejor a la nutrición de tu bebé poniendo en práctica los consejos que te hemos dado para asegurarte que produces tu propia leche en cantidad adecuada.

MásQueSalud recomienda planificar las tomas de tu bebé

Hay algunas fuentes que dicen que hay que planificar las tomas del bebé a lo largo del día. Más que eso, lo que deberías hacer es esperar a que tu bebé te lo pida, haciéndole eructar frecuentemente y ofrecerle los pechos alternativamente de forma que no tenga uno “preferido”. De ésta forma también conseguirás que ambos pechos produzcan leche en cantidades similares.




2 Responses to Lactancia – Aumentar leche materna

  1. Mónica says:

    Que cantidad debo tomar de moringa para que me bajé más leche??

  2. WGalindo says:

    Hola muy buenas tardes .
    Necesito consejo de que hacer mi bb tiene 2 mese y hace 2 dias no hace pero no quiero ponerle supositorio qie otra cosa seria buena para que el pueda hacer ??? Por que si llora de lo incomodo .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

SUBIR ↑

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
s