Síguenos:

facebook twitter googleplus

500cosmetics


zonas erógenas
0

Puntos calientes: Zonas erógenas femeninas y masculinas

Si quieres multiplicar tu excitación y tus ganas durante los llamados juegos preliminares, o simplemente quieres estimular con caricias inolvidables a la otra persona sin llegar a tener sexo, no hay nada mejor que conocer y especializarse en los puntos erógenos. En terminología médica, una zona erógena es “una parte del cuerpo que altera los sentidos al ser tocada o estimulada; esta alteración se traduce en una respuesta sexual”. Tanto como hombres como mujeres pueden disfrutar y jugar con las zonas erógenas del otro, sin olvidar que no todas las personas son iguales y que, aunque, los datos a continuación se basan es muestras reales de ambos sexos, las zonas erógenas femeninas y las zonas erógenas masculinas pueden ser menos o más receptivas dependiendo del caso.

3 tipos de zonas de erógenas

Zonas erógenas primarias

zonas erógenas que no conocíasEstas zonas incluyen los órganos que provocan el orgasmo cuando son estimuladas.

En las mujeres las estas zonas primarias son el clítoris y la vagina. El clítoris se estimula al ser acariciado o tocado mediante movimientos circulares, mientras que la vagina solo despliega su sensibilidad cuando se estimula a través de la contracción muscular de la penetración, ya sea con la mano, el pene, o algún juguete sexual.

Las zona erógena primaria de los hombres se localizan en el pene y la excitación se produce por movimientos de frotamiento, como ocurre durante la masturbación o la penetración. Que las partes del cuerpo incluidas en este tipo de zonas primarias se puedan estimular de otra manera, es decir, sin tocar la zona erógena concreta, no significa que estas no sean las zonas de estimulación primarias con mayor número de terminaciones nerviosas que pueden tener acceso físicamente.

Zonas erógenas secundarias

Las zonas secundarias son zonas que, cuando se tocan, también provocan la estimulación y excitación de las zonas primarias, incrementando además el placer sexual, aunque no tienen necesariamente que provocar el orgasmo.

En las mujeres, estas zonas son la zona púbica, las nalgas, los llamados labios mayores y menores de la vagina, la entrada misma de la vagina, el perineo, el ano y los pechos, incluyendo aureola y pezón. Aunque muchos estudios demuestran que el propio pezón puede hacer que tenga lugar el orgasmo en un alto porcentaje de mujeres si es bien estimulado.

Las zonas secundarias masculinas son también el pene en general, la zona alrededor del ano, el perineo, y los lados interiores de los muslos. A algunos hombres también les excita que les acaricien y/o besen el pecho.

Zonas erógenas potenciales

zonas erógenas secundariasEn esta tercera zona, o zonas potenciales, hablamos de partes del cuerpo que sirven para provocar una serie de sensaciones excitantes que además estimulan las zonas primarias, provocando la erección o que la vagina se humedezca. Estas zonas potenciales tienen en realidad más una dimensión erótica y son diferentes de una persona a otra tanto en cuanto a su localización como a la intensidad de la excitación sexual que provocan. Es cuestión de cada individuo el descubrir sus puntos erógenos potenciales particulares, que pueden estar distribuidas por todo el cuerpo.

Hay mujeres y hombres a las que les excitan mucho los pies, el ombligo o el cuello, entre muchas otras posibilidades. Y a otros que no pueden soportar el mínimo contacto. De hecho en muchos de estos casos, en los que el ombligo es una zona tabú, o el cuello, suele ser por una asociación desde la juventud a una sensación que nuestro cuerpo no estaba aún dispuesto a entender. Este tercer estrato es complicado ya que además es dónde mayor juego tiene la mente, otro gran protagonista de la determinación de zonas más eróticas en el cuerpo de cada uno.

 ¿Cómo se pueden identificar las zonas erógenas en cada persona?

En teoría, las zonas calientes son bastante similares en todas las personas, pero a veces se muestran preferencias. Precisamente para descubrir cuáles son esas zonas que preferimos particulares, que mejor que experimentar con tu pareja… Las caricias junto con unos cuantos besos en zonas nuevas desvelan enseguida todo un mundo nuevo…

zonas de placer¿Existe un desarrollo de las zonas erógenas?

Las zonas que notamos más sensibles en nuestro cuerpo son en parte innatas y en parte adquiridas. Algunos especialistas en el tema han demostrado que el contacto físico con la madre durante la infancia juega un importante papel en las percepciones sensoriales del niño, influenciando incluso el desarrollo de la sexualidad hasta la edad adulta.

Por ejemplo, un bebé que ha tenido un contacto físico escaso y meramente funcional con su madre, sin ningunas muestras físicas especiales de cariño por parte de ella, no tendrá ningún tipo de recuerdo subconsciente de contacto físico placentero y seguramente se mostrará de adulto muy inseguro y retraído durante el sexo. Parece ser que en la práctica son los bebés femeninos los que reciben mas muestras físicas de cariño (abrazos, caricias y besos), lo que podría explicar el porqué las mujeres tienen más zonas sensibles que los hombres y más propensión al acercamiento físico.

¿Las zonas erógenas son solo para el placer?

Esto depende del grado de relajación durante los preliminares. Si estamos totalmente relajados y listos para que la pareja actúe, los puntos erógenos te proporcionan gran placer y te excitarán mucho. Pero si estamos estresados y nerviosos, todo nuestro cuerpo estará a la defensiva y el que las toquen provocará solo cosquillas y en el peor de los casos, reacciones poco placenteras e incluso, desagradables.

Esta es la razón por la que a muchas personas se ríen durante los preliminares, lo que puede arruinar toda la dimensión erótica de la situación, aunque también puede traducirse en una relajación posterior.

Precauciones

Obviamente, las zonas erógenas son también muy sensibles fuera del ámbito del sexo. A la hora de estimularlas, ayudan el deseo y la atracción que se pueda tener, ejercer o sentir. Sin embargo, la penetración puede resultar inaguantable o incluso dolorosa aún después de los tocamientos, los besos, las caricias y los movimientos. Este problema es frecuente en el caso del glande en el pene y el clítoris, así como los pechos tanto en los hombres como en las mujeres.

Por lo tanto es importante para ambos darse un corto respiro y bajar el ritmo o no forzar el tema durante llamado periodo refractario después de los preliminares, durante el cual ninguno de los dos se encuentra especialmente excitado sexualmente debido precisamente a la hipersensibilidad de cierta zona erógena en particular.

 

Recomendación MqS


feminilPara disfrutar de todas las sensaciones posibles en nuestro cuerpo y llegar al clímax Más Que Salud selecciona en el mercado 
diferentes productos que pueden ayudar a la mujer a alcanzar el orgasmo y a aumentar su libido y apetito sexual.

En este caso recomendamos Feminil, este producto es un complejo vitamínico natural con efecto afrodisíaco que incrementa la energía de la mujer. Sus componentes facilitan el flujo sanguíneo, esto relaja la musculatura aumentando así las posibilidades de una mayor lubricación vaginal y la sensibilidad de la zona genital.

 

 

Después de todos estos consejos sobre la estimulación de diferentes zonas del cuerpo a lo mejor no conoces ¿Cómo es el orgasmo femenino y por qué existe? como hablamos en otro de nuestros post, para que el placer a alcanzar sea el máximo y sin miedo.

Tags: , ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

SUBIR ↑

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
s