Síguenos:

facebook twitter googleplus

500cosmetics


miedo a dormir 620x350 - Somnofobia o miedo a dormir ¿en qué consiste?
0

Somnofobia o miedo a dormir ¿en qué consiste?

 

¿Quién no conoce a alguien con miedo a los ratones?, ¿o tal vez con pánico a volar en avión o a permanecer largo tiempo en espacios cerrados? Aunque existen fobias más conocidas socialmente que otras, hay muchas que seguramente ni nos imaginamos. Hoy nos adentramos en el mundo de la somnofobia, o lo que es lo mismo, el miedo a dormir.

¿Qué es la somnofobia?

Es la repulsión o miedo irracional ante el hecho de ir a dormir o de quedarse dormidos por temor a que algo suceda mientras los individuos que la padecen duermen. Se calcula que alrededor de un 10% de personas que acuden a clínicas del sueño es porque padecen somnofobia.

Por lo general, esta fobia suele producir visiones durante el sueño de manera inconsciente que tratan sobre la muerte o sobre la locura. Así, las personas que la sufren piensan que les puede ocurrir algo malo mientras duermen o incluso que no lleguen a despertarse nunca, produciéndoles esta sensación un inmenso temor.

Síntomas del miedo a irse a dormir

Al llegar el momento de ir a dormir, entre los síntomas comunes que comienzan a sentir las personas somnofóbicas podrían ser:

  • Sensación de asfixiamiedo a dormir2
  • Sudoración excesiva
  • Náuseas
  • Temblores
  • Sequedad en la boca
  • Palpitaciones cardiacas
  • Bloqueo en el habla
  • Ataques de pánico

¿De dónde procede la somnofobia?

Las causas pueden ser muy variadas y dependen del contexto de cada individuo. Por lo general, según afirman los expertos, las personas que la sufren suelen desarrollar dificultad para dormir, insomnes que generan ansiedad anticipatoria. Esta situación suele acabar desencadenando en una fobia.

Sin duda, el desencadenante es el insomnio derivado del estrés u otro problema adaptativo. Pero lo que sucede es que esta situación se convierte en un círculo vicioso, pues el insomnio se refuerza originando insomnio psicofisiológico, que se va auto-manteniendo por sí solo.

Perfil del somnofóbico

El miedo a dormir no tiene edad, sexo, ni circunstancia particular que te haga más susceptible a sufrirlo, si bien en personas con un cuadro de insomnio es más fácil que suceda. En niños entre los 6 y los 11 años es también más común y en varios casos se ha llegado a pensar que la consecuencia de su aparición ha sido ver películas de terror a edades tempranas.

Hay otros casos de personas que también desarrollan esta fobia, como aquellas que padecen habitualmente pesadillas, que han sufrido experiencias negativas relacionadas con el sueño, o aquellas con apnea y que se despiertan con sensación de ahogo.

En cuanto al sexo de la persona somnofóbica, los factores de riesgo más frecuentes son ser mujer, vivir sola y tener u n nivel socio-cultural bajo.

La persona con somnofobia suele tener una calidad de vida muy deteriorada, ya que el sueño constituye un proceso de reparación que miedo a dormir3permite tener un rendimiento óptimo durante el día posterior. Por eso, en personas con este trastorno se observa mayor irritabilidad que incluso puede desencadenar en depresión si el problema se alarga varios meses. Además, afecta a la concentración, a la atención y a la memoria. El somnofóbico es más vulnerable ante las enfermedades: según ciertos estudios la falta de sueño está muy relacionada con algunos tipos de cáncer.

Este miedo a dormir puede incluso afectar en el aspecto laboral y aumentar el absentismo en el trabajo.

¿Cómo se cura la somnofobia?

Lo mejor si crees que, según lo descrito, puedas ser somnofobico, pidas cita con un médico o terapeuta para que analice el problema y vea posibles soluciones. En ocasiones este trastorno se cura por sí solo, pero otras deberá ser tratado por un profesional. En función de la gravedad o los síntomas se verá si el tratamiento debe enfocarse desde la psicología, la psiquiatría o incluso derivar a otro especialista.

Por lo general, cuentan expertos en este tipo de fobia, que se suele emplear una combinación de estrategias de tipo cognitivo-conductual para el insomnio con o sin medicación agrupadas bajo las siglas de CBTI (Congnitive Behavioral Therapy for Insomnia). A veces se incluyen también técnicas de la medicina del sueño o de la cronobiología.

El tiempo de recuperación es variable y habría que ver las circunstancias de cada paciente. Pero en general, de tratamiento.

 

Tags: , ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

SUBIR ↑

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
s