Síguenos:

facebook twitter googleplus

500cosmetics


varices
0

La trombosis venosa profunda

Puntos clave de la trombosis venosa profunda

  • La trombosis venosa profunda (TVP) se produce cuando se forman coágulos de sangre en una vena profunda de cualquier pierna.
  • Cada año, se calculan las existencia de 20.000 pacientes de TVP al año en España
  • Síntomas: dolor, hinchazón y rojeces, normalmente en las pantorrillas.
  • Los medicamentos anticoagulantes son el remedio más eficaz ya que reducen la capacidad de la sangre para coagularse.

La trombosis venosa profunda, generalmente conocida como TVP, es una enfermedad en la que la sangre forma coágulos en las venas profundas, que normalmente afecta a las piernas. Además de causar dolor e hinchazón puede conducir a otras enfermedades, como el embolismo pulmonar.

¿Qué hacer para prevenir las varices? 

MásQueSalud informa sobre la trombosis venosa profunda

varices piernasLas venas profundas pasan a través del centro de la pierna, las cuales están rodeadas por capas de músculos.

La TVP es más común en las venas profundas de las pantorrillas. También puede desarrollarse en las de los muslos y, rara vez, en otras zonas, como los brazos o la pelvis.

Algunas veces los coágulos sanguíneos pueden formarse en venas superficiales, las que están justo debajo de la piel. Esto recibe el nombre de tromboflevito superficial. Esta enfermedad es diferente a la TVP y mucho menos seria, pero en alguna ocasión puede expandirse.

–    Síntomas de la trombosis venosa profunda

Muchos de los coágulos sanguíneos son pequeños y no provocan ningún síntoma. Normalmente es el propio cuerpo el que elimina gradualmente un coágulo de sangre sin sufrir ningún tipo de efecto.

Es en el caso de los coágulos grandes donde se bloquea total o parcialmente el flujo sanguíneo de las venas y provocar los síntomas por los que se caracteriza el TVP:

  • Hinchazón
  • Dolor y sensibilidad
  • La piel parece caliente o templada al tacto y tiene un aspecto rojizo
  • Unas pocas décimas de fiebre

Sin embargo, también puede ser que estos síntomas se den sin tratarse de TVP, pero si los padeces es mejor que consultes a un médico.

–    Complicaciones de la trombosis venosa profunda

Puede que la TVP no te cause mayores problemas, pero si se da el caso, las posibles complicaciones pueden ser las siguientes

1 # Embolia pulmonar

Esta es la complicación más seria y peligrosa de la TVP. La embolia pulmonar se da lugar cuando el coágulo (o una parte  de éste) viaja a través de la sangre hasta los pulmones, lo que bloquea un vaso sanguíneo. Es bastante serio y puede ser mortal.

2 # Síndrome post-trombótico

Tiene lugar si la TVP daña el bombeo de las venas y reduce permanentemente la capacidad para devolver la sangre desde la parte más baja de las piernas hasta el corazón. Si este problema está acompañado además de una presión alta, puede causar dolor e hinchazón a largo plazo. Si la enfermedad se vuelve más grave, se pueden desarrollar úlceras en las piernas.

3 # Isquemia en las piernas

Es una complicación poco frecuente que sólo se da en las TVP severas. El coágulo de sangre provoca que la presión sanguínea aumente, lo que puede hacer que se bloquee el flujo sanguíneo en las arterías y que llegue menos oxígeno a la pierna afectada. Es un caso doloroso y generar úlceras en la piel, infección e incluso gangrena.

Causas de la trombosis venosa profunda

Cualquiera puede padecer una trombosis venosa profunda, pero hay muchos modos de incrementar el riesgo de padecer la enfermedad. A menudo hay más de un factor que contribuye a su desarrollo, entre los que se incluyen:

  • la edad, la TVP se da con más frecuencia en gente mayor
  • fumar
  • inmovilidad: por ejemplo, si te has sometido a una operación (especialmente en el tobillo o en la rodilla) y estás en reposo en la cama o estás haciendo un viaje muy largo y no eres capaz de mover las piernas
  • haber tenido un TVP con anterioridad
  • que alguien de la familia haya tenido un TVP
  • trombofilia: es una enfermedad inherente que provoca que la sangre se coagule con mayor facilidad
  • tener sobrepeso u obesidad
  • tener ciertas enfermedades a largo plazo, como el cáncer y algunas enfermedades inflamatorias
  • síndrome antifosfolípido: es una enfermedad en la que la sangre tiene un mayor riesgo de coagularse de lo normalmente
  • tomar píldoras anticonceptivas que contengan estrógenos o tomar hormonas de remplazo de terapia
  • estar embarazada o haber tenido recientemente un bebé

Diagnóstico de la trombosis venosa profunda

Cuando el médico examina al paciente para comprobar si existe una trombosis venosa profunda,. las pruebas son las siguientes:

  • Un análisis de sangre denominado D-dimer: Mide una sustancia que se genera cuando los coágulos sanguíneos se rompen. Si el resultado de este test es negativo, es poco probable que padezcas DVT.
  • Ultrasonido. Se utilizan ondas sonoras para ver cómo fluye la sangre en los vasos sanguíneos. Es la mejor prueba que se puede realizar para encontrar los coágulos sanguíneos que puede haber en las rodillas, pero es menos efectivo en la localización de coágulos en las pantorrillas.
  • Venografía. Es una tinta especial que se inyecta en las venas y que, bajo la exposición de rayos X, muestra los coágulos. Es el mejor método de determinar los coágulos que hay localizados en las rodillas y suele hacerse cuando los ultrasonidos no muestran nada anormal pero el médico todavía sospecha que puedes padecer la TVP.

Tratamiento de la trombosis venosa profunda

El principal objetivo del tratamiento de la TVP es reducir sus riesgo y, si es posible, prevenir otras enfermedades, como la embolia pulmonar. También tratará de calmar cualquiera de los síntomas que tenga el paciente, como el dolor y la hinchazón.

Autoayuda

Intenta empezar andando lo más pronto que puedas. Se ha demostrado que es lo más seguro y puede ayudar a la circulación sanguínea de las piernas. También puede ayudar a reducir los síntomas y el riesgo de desarrollar otras enfermedades.

Medicamentos

Los medicamentos que se recetan en estos casos son anticoagulantes o inyecciones de heparina de bajo peso molecular o pastillas de Warfarina para tratar la TVP. Estos cambios químicos, conocidos como factores de coagulación en la sangre, reducen la capacidad de coagulación y pueden evitar que se formen nuevos coágulos sanguíneos. Existe una serie de nuevos medicamentos disponibles, como el Rivaroxaban, que quizás sean más adecuados para algunas personas. Sin embargo, como son nuevos, todavía no existen muchas pruebas de sus resultados a largo plazo.

Medias de compresión

También reciben el nombre de Medias de Compresión Graduada. Ayudan a reducir el dolor y la hinchazón. También pueden ayudar a prevenir el síndrome post-trombótico.

Filtros inferiores de vena cava

En casos de no poder tomar anticoagulantes, embazo o de haber pasado por una cirugía de manera reciente, es cuando el médico recomienda los Filtros Inferiores de Vena Cava. La vena cava es una vena grande que se localiza en el abdomen (en la barriga) y que transporta la sangre desde la parte inferior del cuerpo al corazón. Al colocar un filtro en ella, se impide que un coágulo que se encuentra en las piernas, o en la parte inferior del cuerpo, suba hasta los pulmones, donde puede provocar una embolia pulmonar.

Prevención de la trombosis venosa profunda

varesil para eliminar varicesHay ciertas cosas que se pueden hacer para reducir el riesgo, como dejar de fumar si fumas o perder peso si tienes sobrepeso. Andar regularmente puede ayudar a mejorar la circulación de las piernas y ayuda a prevenir que se desarrolle la TVP. Si has tenido ya TVP, puedes empezar a andar todos los días en cuanto llegues del hospital, a menos que tu médico te indique lo contrario. También te puedes ayudar de complementos alimentarios naturales indicados para combatir las varices, como Varesil formato pastillasEsta misma marca tiene un formato en crema para aplicarla en zonas venosas localizada ya inflamadas, o que estén empezando a hacerlo, Varesil Cream

No hay suficientes pruebas que confirmen que tomar aspirina reduce los riesgos de desarrollar TVP.

Si vas a someterte a una cirugía

La cirugía y algunos tratamientos médicos pueden incrementar el riesgo de desarrollar TVP. Por eso, antes de una intervención, en los hospitales suelen hacer una evaluación para comprobar el riesgo de desarrollar TPV durante la cirugía. Hay muchas cosas que se pueden hacer para trata de evitar riesgo y mantenerlo lo más bajo posible.

Quizás tengas que tomar medicamentos anticoagulantes antes y después de una intervención quirúrgica o llevar unas medias de compresión. Puede que también recibas una bomba mecánica para pies y piernas durante los días posteriores a la operación. Es un dispositivo de compresión intermitente, la bomba comprime automáticamente los pies y las piernas con el fin de ayudar a la circulación de la sangre.

Si vas a viajar

Si has recibido un tratamiento por TVP vas a necesitar dos semanas antes de realizar viajes que tengan una duración mayor de cuatro horas.

Aunque no es posible que desarrolles TVP mientras estás viajando, hay algunos pasos que puedes seguir para reducir el riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos durante los viajes.

  • Da paseos cortos: si eres un pasajero, levántate y anda por el pasillo del tren o del avión.
  • Ejercita los músculos de las pantorrillas para impulsar la sangre de las venas. Estira y encoge los dedos de los pies, las rodillas y los tobillos con regularidad.
  • Lleva ropas anchas.
  • Mantente hidratando y asegúrate de beber suficiente agua.
  • No bebas demasiado alcohol o cafeína.
  • No tomes pastillas para dormir, si te duermes durante el viaje, no serás capaz de moverte y de mantener las piernas activas.
  • Lleva medias de compresión si tienes algún otro factor de riesgo de TVP (por ejemplo, si ya has tenido una TVP relacionada con los viajes o sin otra provocación previa, si te has sometido a una intervención quirúrgica recientemente o si tienes cáncer).

Si tu médico te ha dicho que corres el riesgo de padecer TVP, puede que también necesites inyecciones de heparina de bajo peso molecular para los viajes largos. Consulta con tu médico para más información.

Si desarrollas una hinchazón o un dolor en la pantorrilla o en el muslo a las pocas horas o días después de volar o si tienes problemas respiratorios o dolor de pecho después de un viaje, debes acudir a un médico urgentemente.

 

Tags: , , , , , ,




Comments are closed.

SUBIR ↑

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
s